Juego con líneas y trazos



La educación grafomotriz implica desde el descubrimiento del mecanismo grafomotor hasta la comunicación escrita; sin duda, requiere de una base psicomotriz, por lo que requiere de que se acompañe al niño desde que es capaz de jugar con sus propias habilidades grafomotoras hasta que logre representar los primeros signos ideográficos, después signos iconográficos y, finalmente, signos alfabéticos o representativos de un sistema determinado y concreto de la lengua.

La serie Juego con líneas y trazos está diseñada de tal forma que el niño sea capaz de descubrir, mediante su cuerpo, el mecanismo grafomotor que posteriormente le permitirá comunicarse a través de la escritura.